jueves, 16 de septiembre de 2010

Pienso, luego existo...

Miro levemente al pasado y miles de pensamientos invaden mi cabeza, me saturan provocándome jaqueca... sin embargo, sigo pensando... es inevitable, es involuntario.

Pensar, pensar... eso es lo que hago la mayoría del tiempo, además de que esto me lleva a diferentes cosas, como por ejemplo, reflexionar, crear, acertar o fallar, etc...
Tomando en cuenta el tiempo invertido, desperdiciado y planeado, considero que aún no estoy lista para abrirme paso en el mundo por mí misma. De pronto siento miedo, otras veces es todo lo contrario, púes tiendo a querer apresurarme a lo desconocido para descubrirlo y conquistarlo.

Hablemos de errores, en mi opinión, creo que no he cometido los suficientes en mi vida, es decir, esos yerros que a fin de cuentas son los que te colman de una experiencia enriquecedora.
En mi entorno hay personas que no conozco, que simplemente están allí y que al contacto de convivencia algunas son interesantes debido a que la mayoría son imitaciones de fascinantes personalidades, que incitan mi envidia y que me llevan a desear ser y actuar del mismo modo, pero... al final todos son iguales, y aburre cometer los mismos errores, errores que ni siquiera emanan de mí. En sí, es como vivir otras vidas y en ningún momento la propia; que desgastante, que insípido, que patético.
Los únicos, bueno... es decir, los que son totalmente originales son los que hacen la diferencia dentro del ámbito de la mediocridad...
... "ser ordinario, es lo peor que se puede ser...", es una frase que escuche en una película y creo que hasta cierto punto, apoyo tal oración, púes no falta quien pasa de lo extraordinario a lo ridículo sólo por desear no ser "uno más del montón...", otra frase que en sí, es breve, pero que refleja lo mismo que la primera.

No sé sí en mí haya algo especial, algo que nadie más posee y que me hace original y deseable al mundo, aún así, estoy orgullosa de ser quien soy, aunque... aún hay mucho por mejorar.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Desvaneciendo el tiempo vivido

No comprendo por qué aún me aferro a un amor que no es correspondido y que sólo se mantiene fingido y tibio sobre las sábanas de mi cama, qué es lo que me mantiene fiel a la traición de aquel que me mata con su silencio y desprecio, buscándome sólo para saciar su sexo.
Sé que hay miedo en todo esto, sin embargo, no logro comprender el por qué. Por qué tener terror a perder lo que nunca ha sido mío... ¿es acaso que no tengo dignidad o que he perdido el sentido de la realidad?...
Jamás creí que me vería así, envuelta en un tormento tal y que de ninguna manera vale la pena.
¿Qué demonios me pasó?... ¿cuándo y cómo sucedió?...
Con certeza, aseguro que he comenzado a arrepentirme de todo, es decir, del comienzo y sobretodo de este miserable y pronto fin.
Es increíble como un sentimiento tan sublime como el amor, puede llegar a ser transformado en rencor por una persona nefasta y destruir todo lo bueno que alguna vez se contuvo en mí y marcaba mi personalidad pura; ahora... no sé quién soy, no osbtante, sé cómo puedo ser.
Él no podrá destruirme nunca, por que soy mejor y más fuerte de lo que nunca ha imaginado, em cambio él, es tan débil... que da asco.

jueves, 8 de julio de 2010

¿Cómo?...


Te has convertido en una maldición,

en lo más odiado de este corazón,

quien ingenuo y fácil cayó en tus brazos,

haciéndolo trizas bajo el embrujo de tu voz


Cómo te olvido ahora, cómo demonios lo hago,

cómo me arranco las caricias, que sin más,

plasmaste ardiente en el lienzo de mi piel


Cómo dejo de pensarte, cómo jodidos lo hago,

cómo desvanecer de mis labios tu erótico sabor,

que con alevosía tatuaste impaciente sin amor


Cómo condenarte al olvido, cómo lo hago cabrón!

cómo me deshago de las madrugadas en las que me

robaste el aliento y se tornaron de rojo con pasión



Cómo... puta madre... cómo!!!

...

martes, 6 de abril de 2010

Estúpido mentiroso


Cómo puedes decir que amas, que quieres y que extrañas,

por qué mentir de esa manera tan hiriente, qué ganas con ello,

¿acaso tomar a cualquiera a tu antojo, para simplemente usar

y desechar?... vaya, que basura de hombre eres...


Púes te tengo una nueva ególatra sin talento...

... no fuiste quien eligió, al contrario, eres tú

el afortunado de estar a mi lado, de tenerme cada noche

en tus brazos, de escuchar los versos que tibios te acarician

el alma y te consuelan tiernos cobijándote la piel.


Que torpe eres mediocre inhumano, que ingenuo juegas a

ser tesoro de mis días, cuando invisible pasas en el tiempo

y te transformas en mis manos en lo más sublime, lo más amado,

lo menos preciado, lo más repulsivo, la noche y el pecado.


Eres sólo una burla del cinismo, historia de errores y

ensayo de mi destino, también eres fantasma encarnado de

hipocrecía y reconres, rencores que te consumen desapareciendo

el vestido inútil de tu vaga esencia...

... te reflejas en mis ojos contrastando con la lastima...

... mendigo de harapos obsesivos...




lunes, 5 de abril de 2010

Querido infiel


No importa si el tiempo se convierte en mi fiel esclavo, ni que los latidos griten ansiosos y dolidos sobre mi pecho... él jamás será digno dueño de mi pasión ni de éste amor que desfallece bajo el engaño evidente, que la duda revela siniestra virtiendo sobre mi piel piadosas y fatales mentiras, pudriéndome el alma arrebatándome la vida.
Deseo que te vayas, que nunca más regreses y que muera tu nombre...